La epidemia de Covid regresa con toda la fuerza a Gran Bretaña: 50.000 casos y 223 muertes diarias

La epidemia del Covid-19 ha regresado con toda la fuerza a Gran Bretaña, donde se han contabilizado 50.000 casos este martes y 223 muertes diarias. Pero el gobierno descartó adoptar un plan B “por ahora”, cuando los científicos lo están exigiendo, ante la evidencia que llega una nueva y cuarta ola en pleno invierno europeo. Con la misma actitud negacionista de los primeros días de la pandemia, los ministros de Boris Johnson rechazan restricciones que podrían afectar la economía, que está despegando tras el encierro y tiene serios problemas de abastecimiento y mano de obra.

El regreso de algunas restricciones de Covid en Inglaterra no es necesario “por ahora” ha insistido el secretario de Comercio, Kwasi Kwarteng, quien negó que el gobierno se muestre complaciente ante el aumento diario de infecciones y muertes.

Kwasi Kwarteng también descartó más cierres, después de que científicos y expertos en salud pidieran a los ministros que activaran sus medidas de invierno del “plan B” , dado que el Reino Unido ahora tiene una de las tasas semanales más altas de nuevos casos reportados en el mundo.

Europa del Este y Rusia: mucho covid

Pero la actitud británica contrasta con Letonia, que entró este miércoles en un confinamiento de un mes ante un aumento sin precedentes del Covid. Ellos consideran que se encuentran en la cuarta ola. En estas horas tiene el mayor número de casos de Covid en el mundo. Solo el 57 por ciento de la población está vacunada.

No están solos. Rumania y Ucrania tienen un surgimiento altísimo de infecciones al igual que Checa.

En Rusia los casos diarios han crecido dramáticamente. Ordenaron a la gente de más de 60 años no vacunados de permanecer 4 meses en sus casas y, al mismo tiempo introducían pasaportes de vacunas en varias regiones. Pero han rechazado un confinamiento nacional.

En Holanda, las infecciones han aumentado un 44 por ciento la semana pasada en sus hospitales al igual que en Polonia. Las infecciones coinciden con la llegada del invierno europeo.

Con el 57% de la población vacunada, Letonia sufre tiene el mayor número de casos de covid en el mundo.

Los chicos, muy vulnerables

Las cifras del Reino Unido son incómodamente altas y se teme que pronto tengan el mismo drama que los países de Europa del Este.

Durante siete días seguidos, los casos de COVID diarios en el reino han estado por encima de los 40.000. Pero la mayoría de las infecciones ocurren en los niños, lo que no sorprenderá a los padres. El virus está arrasando las escuelas, aprovechando al máximo la baja inmunidad en los niños.

Las últimas cifras de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido muestran que más de 1.100 de cada 100.000 jóvenes de entre 10 y 19 años se infectaron en la semana hasta el 10 de octubre. Y todavía están aumentando. Las tasas en los niños más pequeños son aproximadamente la mitad, 574 casos por 100.000.

Las últimas cifras muestra mucha infecciones entre menores. Foto: AFP

Las últimas cifras muestra mucha infecciones entre menores. Foto: AFP


En las personas de 40 años, se sospecha que los padres de esos niños en edad escolar, también tienen tasas relativamente altas de la enfermedad: 465 de cada 100.000 están infectados.

¿Qué está pasando?

Pero las tasas en otros grupos de edad son mucho más bajas y el aumento hasta ahora es pequeño. Entonces, ¿por qué COVID está tan extendido en las escuelas? Debido a las tasas de vacunación muy bajas.

Solo el 16% de las personas de 12 a 15 años han recibido una dosis. Y actualmente no hay ningún plan de seguimiento con otro.

Muchos niños habrán tenido un roce con el virus antes en la pandemia. Pero los niveles de anticuerpos disminuyen después de unos meses, dejando a las personas expuestas a una reinfección.

Covent Garden, Londres. El gobierno aún no ve razones para imponer restricciones. Foto: AP

Covent Garden, Londres. El gobierno aún no ve razones para imponer restricciones. Foto: AP


Es por eso que los científicos están instando al gobierno británico a acelerar el lanzamiento de la vacuna en los escolares. Durante la mitad del período podrán recibir inyecciones en los centros de vacunación.

Aunque el martes se informaron 223 muertes diarias relacionadas con Covid en el Reino Unido, más que el mismo día del otoño pasado, el secretario de comercio Kwarteng dijo: «No veo ninguna razón para cambiar el curso en este momento».

Un «invierno difícil»

Downing Street insistió el martes en que no estaba desempolvando su «plan B» para hacer frente a Covid. El primer ministro Boris Johnson admitió que sería un «invierno difícil», que incluiría la reintroducción de máscaras faciales obligatorias en algunos entornos, pedir a las personas que trabajen desde la casa y reafirmar los pasaportes de vacunas.

Sin embargo, la Confederación del NHS, que representa al sistema de salud en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, explicó que se requería una acción inmediata para evitar que el NHS «cayera en una crisis» , donde la recuperación de la atención a otros pacientes se vería comprometida.

Kwarteng dijo que el número de muertes relacionadas con Covid” aún no era motivo de preocupación” porque era significativamente menor que durante la tercera ola.

«Estamos analizando datos por horas. Por ahora, creemos que la política está funcionando. Sí, se están viendo aumentos en las tasas de infección. Pero, al mismo tiempo, estamos monitoreando muy de cerca las hospitalizaciones y las tasas de mortalidad. Afortunadamente son mucho, mucho más bajos que a principios de año”, explicó.

Una señal de distanciamiento sociales en Conven Garden. Foto: AP

Una señal de distanciamiento sociales en Conven Garden. Foto: AP


“Eso no significa que estemos siendo complacientes. Pero sentimos que la implementación de la vacunación ha tenido éxito. Nos ha permitido reabrir la economía, ha permitido que la gente vuelva a algo parecido a la normalidad», sostuvo.

Cuando se le preguntó si eso significaba que los ministros no planeaban introducir restricciones en el corto plazo, Kwarteng respondió enfáticamente: «No».

¿Negacionistas?

Algunos diputados británicos temen que se esté gestando una situación similar a la del año pasado, cuando los ministros se negaron a seguir las recomendaciones de los asesores científicos del gobierno de instituir medidas tempranas para evitar acciones más drásticas en el futuro.

Aunque los parlamentarios creen que la vacunación sin duda han contribuido en gran medida a la protección de las personas, la velocidad a la que se ofrecen a los niños de entre 12 y 15 años ha llevado a que el Reino Unido comience a quedarse atrás de otros países, con preocupaciones también sobre la velocidad a la que la inmunidad podría disminuir.

Pasajeros con barbijos en la estación de trenes de Waterloo. Foto: AFP

Pasajeros con barbijos en la estación de trenes de Waterloo. Foto: AFP


El secretario de estado Kwarteng dijo el miércoles que no estaba seguro de si la gente podría recibir una vacuna Covid de refuerzo cada año. Admitió a Sky News que la lentitud de la toma de las terceras inyecciones era “algo que realmente debemos abordar”.

Saffron Cordery, subdirectora ejecutiva de NHS Providers, que representa a los hospitales, ambulancias, servicios comunitarios y de salud mental del NHS, dijo que es posible que se tengan que tomar «decisiones difíciles» sobre qué pacientes priorizar si los casos de Covid continúan aumentando.

“Los líderes están mirando con ansiedad a medida que aumenta constantemente el número de casos de Covid, las tasas de admisión hospitalaria y los pacientes con respiradores”, describió.

“Es vital que el gobierno y los líderes nacionales del NHS vigilen de cerca estas cifras. Actúen de manera rápida y decisiva para prevenir cualquier aumento que pueda ejercer una presión abrumadora sobre el NHS, particularmente a medida que nos acercamos al invierno. Esto debería incluir la activación del ‘plan B’ en el plan de invierno de Covid, si es necesario», sostuvo.

“Es importante reconocer que, a medida que se intensifican las presiones relacionadas con Covid, esto podría afectar la capacidad del NHS para reducir el retraso en la atención de los pacientes. Los líderes comprenden muy bien la importancia de minimizar cualquier retraso en el tratamiento planificado. Pero si otras presiones continúan aumentando, tendrán que tomar decisiones difíciles sobre las prioridades», aseguró.

El Covid produjo en el NHS un retraso en el tratamiento de otras enfermedades y operaciones: desde pacientes oncológicos, tratamientos de quimioterapias, ecografías y resonancias magnéticas a grandes operaciones del corazón y ortopédicas. Hay millones de personas en lista de espera.

Downing St. resiste

El aumento progresivo de los casos de COVID, a más de 40.000 por día durante la semana pasada, la tasa más alta en Europa, ha promovido una nueva ola de advertencias. Aunque las admisiones hospitalarias no han aumentado.

Downing Street insiste en que no es hora de un «Plan B»: volver a usar máscaras en interiores, orientación para trabajar desde casa y posiblemente el uso de certificados de vacunas en algunos lugares.

La Confederación del NHS, que representa a las organizaciones de servicios de salud, ha dicho que el NHS puede «tropezar con otra crisis» si no se introducen restricciones.

“Hablar de bloqueos y restricciones de viaje es "completamente inútil" insistió el secretario de comercio británico. Foto: AP

“Hablar de bloqueos y restricciones de viaje es «completamente inútil» insistió el secretario de comercio británico. Foto: AP


El director ejecutivo del grupo, Matthew Taylor, sugirió que podrían ser necesarias restricciones a las reuniones en interiores, ya que cada parte del servicio «ya está bajo presión». Los ministros reconocen que será un «invierno duro» pero no adoptarán medidas restrictivas.

“Hablar de bloqueos y restricciones de viaje es «completamente inútil» insistió el secretario de comercio británico.

Dosis de refuerzo

Pero en la cima del gobierno, ahora existe la preocupación de que el escudo de la vacuna pueda estar resquebrajándose debido a la lenta implementación de las dosis de refuerzo para los vulnerables y los mayores de 50 años, y el aumento de casos en los niños.

El gobierno se va a preocupar ahora por dar una tercera vacuna a los mayores de 50 años, a los vulnerables y a los niños.

Si todo esto se siente como el desastre de COVID en cámara lenta del período previo a la Navidad pasada, la dinámica es diferente.

El Partido Laborista apoyaría medidas adicionales y ha pedido al gobierno que dé señales más contundentes sobre la importancia de llevar máscaras.Esa será la decisión clave de las próximas semanas.

Mientras el gobierno enfrenta presión para promulgar su «Plan B» de COVID, el secretario británico de Salud, Sajid Javid, tenía previsto este miércoles ofrecer una conferencia de prensa.

Una nueva variante

Un primer caso de variante AY.4.2 de Delta fue encontrado en Israel. No hay indicios de que una nueva variante de COVID en Inglaterra sea «la próxima en reemplazar a Delta».

“Esta subvariante de Delta está siendo monitoreada. Pero no es probable que cambie la perspectiva de COVID, dijo el jefe de Oxford Vaccine Group, Andrew Pollard.

Israel confirmó su primer caso de la variante AY.4.2 a última hora del martes.

«La variante AY.4.2,que ha sido descubierta en varios países de Europa, ha sido identificada en Israel», dijo un comunicado.El caso se encontró en un niño de 11 años que llegaba al aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv procedente de Europa.

Fue puesto en cuarentena y no se han descubierto más infecciones, informó la agencia AFP.

Fuente: Clarín

 

Disculpe - Comentarios cerrados