OPINIÓN: La Justicia en crisis o la crisis en la Justicia

Elena Highton de Nolasco provocó un nuevo temblor en la Corte Suprema de Justicia al presentar de manera sorpresiva su renuncia, en un coletazo de la elección de autoridades realizada dos semanas atrás. La salida se hará efectiva el 1° de noviembre. La jueza había planteado un rechazo muy fuerte a la elección de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, como presidente y vice de la Corte, respectivamente, en la acordada realizada el pasado 23 de septiembre. En esa reunión Highton de Nolasco planteó posponer la votación porque no se encontraba presente Ricardo Lorenzetti, quien adujo un compromiso internacional pero en realidad pretendía ser elegido como presidente.

Como se recordará, Highton era la única mujer que integraba el tribunal, que ahora quedó con con cuatro miembros, lo que genera una crisis jurídica en todo lo que resta resolver.

Pasando en limpio, entre otras cuestiones, esta Corte Suprema, deberá resolver en cuanto al conflicto entre la justicia de la ciudad de Buenos Aires y la Justicia Nacional, uno de los motivos que llevó a Highton de Nolasco a presentar su renuncia.

Cabe recordar que esta Corte Suprema es la instancia superior, no solo de la justicia de la Ciudad de Buenos Aires, sino también de todos los Superiores Tribunales de Justicia del resto de las provincias.

En particular, en lo que atañe a la justicia de Misiones, controla los fallos del STJ de nuestra provincia, denostado este viernes de manera implacable por el ex presidente del Colegio de Abogados de la provincia, Rodrigo Bacigalupi, quien dijo que “la Justicia misionera está absolutamente alejada de las necesidades de las personas”

 En una nota de opinión publicada hoy en el diario Primera Edición, el letrado cargó con duras críticas, tanto en lo que atañe a la mora como al funcionamiento en general de la justicia en general. 

Esto es lo que el STJ de Misiones no comprende, la Justicia no entiende. ¿Por qué? No tengo la menor idea, tal vez falta de empatía. Creo que habría que hacerles un test de empatía a los jueces para ver si son capaces de ponerse en el lugar del otro para tomar decisiones; y me parece que habría que echar a la mayoría de los miembros de nuestro Poder Judicial por esa falta de empatía”, citó textualmente dicha nota.

Para muestra, cabe recordar el caso Vázquez, que tuvo enorme resonancia en su momento. En dicha causa, el STJ de Misiones había condenado a 11 años de prisión a una mujer que luego fue declarada inocente por la Corte Suprema.

Con respecto a la ciudad de Iguazú, entre otros casos privados, esta cuestionada corte deberá resolver los expedientes de dos ex concejales que están en litigio con el legislativo local, los cuales hace más de un año se encuentran en trámite en el máximo tribunal de justicia del país.

(*) Por Oigrés Nytram

 

Una opinion en “OPINIÓN: La Justicia en crisis o la crisis en la Justicia”

  1. Yderf dice:

    Si el poder ejecutivo y el legislativo están en crisis (de honestidad, de credibilidad, de soberbia, de moral), y estos poderes nombran y sancionan a los jueces, por qué la justicia debería estar exenta de la crisis generalizada?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.