Las primeras pesquisas indican que la muerte de madre e hijo se produjo debido a un despiste fatal

El trágico desenlace se produjo a metros de la Asociación Ganadera de Montecarlo, el vehículo fue hallado debajo del puente, flotando sobre el arroyo. Según fuentes judiciales la zona donde fue hallado el vehículo está cubierta por árboles y es por ello que imposibilitaba la visión al momento de la búsqueda por parte de la Policía de Misiones. “El Ford Ecosport estaba ruedas para arriba. Dentro del vehículo se encontraba el cuerpo de la mujer, muy probablemente desnucada, lo cual se va a confirmar con la autopsia. A metros del habitáculo estaba el cuerpo del niño, que estaba flotando en el agua”.

tragedia en Misiones

Las primeras pesquisas del caso indican que fue un despiste fatal, ello debido a las marcas que hay tanto en el asfalto como en el guardarraíl, lo cual también indica que el vehículo venia en dirección Caraguatay – Montecarlo. “El automóvil despistó en la bajada, toco el guardarrail, giró hacia arriba y despistó completamente hacia el banco de agua. No hay señas de derrape en la tierra”. En ese momento el vehículo quedo en la posición en la cual se lo encontró al momento del hallazgo.

En cuanto a los cuerpos sin vida de madre e hijo, fueron trasladados a la morgue de Posadas para realizar la correspondiente autopsia. Los mismos ya fueron reconocidos por allegados a la familia.

El padre del niño decidió no reconocer los cuerpos porque fue una situación muy chocante, ya que él estaba en ese momento, acompañando el operativo”, mencionaron las fuentes.

La desesperante búsqueda de Valentina Patiño, la mujer de nacionalidad venezolana de 51 años y su hijo Lázaro de 6, tuvo el peor final. La tragedia se conoció en horas de la tarde de este jueves 22 de julio, cuando se confirmó el fallecimiento de ambos tras un despiste sobre la Ruta Nacional 12, a la afueras de Montecarlo cuando el vehículo terminó tumbado sobre el cauce del arroyo de Caraguatay.

Valentina Patiño residió varios años en Puerto Iguazú, donde se desempeñó como consultora de márketing en el Hotel Amerian.

Estaba casada con Fabricio Landra, quien llegó de Entre Ríos hace varios años y se desempeña como guía en la Cooperativa de Guías de Iguazú.

El matrimonio residía en la zona de las 2 mil hectáreas -en las inmediaciones de la planta de separación y transferencia de residuos-, pero hacía tiempo que ya no vivían juntos: la mujer había sido adjudicada con una vivienda del Iprodha en Libertad y hace un tiempo se había ido a vivir a Montecarlo.

El matrimonio tuvo a Lázaro, el pequeño de 6 años que pereció en el accidente junto a su madre.

0 opiniones en “Las primeras pesquisas indican que la muerte de madre e hijo se produjo debido a un despiste fatal”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.