Pidieron la elevación a juicio de la otra causa de abuso contra Leandro Villar

La Fiscalía del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, a cargo de Horacio Paniagua, presentó esta semana el requerimiento de elevación a instancia de debate oral de la segunda causa por abuso que se instruye contra el soldado Carlos Luis Leandro Villar (21), actualmente preso y a la espera de ser enjuiciado como único imputado por el femicidio de la joven Vilma Mercado (19), ocurrido el 24 de octubre de 2019.

Fuentes de la causa indicaron que la presentación fue realizada el lunes y que el fiscal Paniagua solicitó que Villar responda como autor del delito de «abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma», en virtud de un hecho cometido en perjuicio de una adolescente de 16 años que fue atacada sexualmente dos semanas antes del femicidio de Mercado, en idénticas circunstancias y con varios patrones en común.

La causa llega a esta instancia menos de dos años después del hecho, período en el cual las autoridades al frente de la investigación pudieron recolectar una gran cantidad de elementos de prueba que incriminan severamente al sospechoso, quien en octubre cumplirá dos años de detención en el Complejo Penitenciario III de Eldorado.

Tal como sucedió con la causa por el femicidio de Vilma Mercado, este último requerimiento deberá ser analizado ahora por las autoridades del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú y, en caso de coincidir con los planteos del fiscal, se dictaminará formalmente la elevación a juicio de la segunda causa que tiene al soldado Villar como imputado.

Después de ello, como marcan los pasos judiciales, el expediente deberá ser remitido al Tribunal Penal Uno de Eldorado, cuyas autoridades deberán programar fecha para el debate oral y público en el cual el soldado ocupará un lugar en el banquillo de los acusados.

Cabe mencionar que en manos de dicho tribunal ya se encuentra también el expediente por el caso de Vilma Mercado, cuya causa fue elevada a juicio a fines del año pasado y todavía espera una fecha de debate.

En el caso Mercado, el soldado Villar está imputado como autor de «abuso sexual con acceso carnal real y homicidio agravado criminis causa, alevosía y femicidio», figura bajo la cual puede ser condenado a la pena de prisión perpetua (35 años de prisión efectiva) en caso de ser declarado culpable y todo parece indicar que así será si se tiene en cuenta el caudal probatorio que se registra en su contra.

Ataque y escape
La causa que ahora se solicitó que sea elevada a juicio se inició a partir de un hecho de ataque sexual registrado el 11 de octubre de 2019 en Puerto Iguazú. La víctima de ese hecho fue una adolescente de 16 años, quien esa noche fue rescatada por un matrimonio que circulaba por la ruta nacional 12 y la vio salir corriendo semidesnuda de un monte.

De allí, la joven fue llevada hasta una comisaría, donde denunció que mientras caminaba por la ciudad había sido interceptada por un motociclista que primero le pidió fuego, pero que luego la golpeó y la subió por la fuerza al rodado con el cual la trasladó hasta un monte ubicado en cercanías a la antena repetidora de Canal 12, a varios kilómetros del casco urbano y cerca del predio del Ejército Argentino.

La adolescente narró que en ese lugar su atacante la maniató y le encintó el rostro, pero ella pudo aprovechar un descuido y escapó para pedir ayuda. En esa primera denuncia, según las fuentes, la muchacha no pudo dar muchas precisiones sobre su atacante debido al estado de shock en el que se encontraba y a los pocos días abandonó la ciudad para volver a vivir con su familia en la provincia de Corrientes.

De igual manera, se inició la investigación y los efectivos intervinientes acudieron al monte. Allí encontraron una ojota y ropa íntima de mujer, pero ninguna pista sobre el depredador sexual.

Caso Mercado y coincidencias
Sin embargo, todo cambiaría dos semanas después, cuando entre el 23 y 25 de octubre se produjo el femicidio de Vilma Mercado, hecho cometido bajo idéntico patrón al evidenciado en el primer abuso bajo pesquisa.

Según marca la investigación realizada, todo comenzó el 23 de octubre a la noche, cuando la muchacha salió de su casa en el barrio Las Orquídeas y nunca regresó.

Tras la denuncia por su desaparición, los pesquisas empezar a trabajar y en medio de las averiguaciones realizadas supieron que esa noche la joven había pactado un encuentro con un chico.

Ese sospechoso fue identificado y se trataba del soldado Villar, que inmediatamente quedó en el centro de las sospechas y con el correr de las horas su situación fue complicándose más y más.

Los propios familiares de Mercado se contactaron con él para preguntarle por el paradero de la joven, pero en cada consulta el sospechoso incurría en contradicciones que llamaron la atención de todos, principalmente de los pesquisas, y el avance de la investigación lo dejó acorralado.

Los investigadores luego constataron que tenía una mordida y cortes en sus manos, pero además de ello también encontraron un chip que podría pertenecer al teléfono de la víctima.

Con todo esto sobre el tapete, los investigadores detuvieron al sujeto y allanaron su vivienda, donde incautaron sogas y una cinta de embalaje, elementos que terminaron siendo clave.

Es que cuando la Policía encontró el cadáver de Vilma -durante la tarde del viernes 25 de octubre-, se llevaron una imagen terrible al observar que el cuerpo estaba maniatado y con el rostro encintado.

Justamente, fue la asfixia que le causó la cinta en su rostro lo que llevó a la muerte a la joven. Los exámenes médicos luego indicaron además que la mordida que el soldado presentaba se condice con la cavidad bucal de la víctima.

Tras descubrirse el crimen de Mercado, los puntos en común con el primer caso estremecieron por sus coincidencias.

Ambas víctimas habían sido maniatadas y encintadas, aunque la menor de ellas pudo aprovechar un descuido de su captor y escapar para salvar su vida, al tiempo que el lugar al cual las dos fueron llevadas para que se concrete el abuso era exactamente el mismo.

 

Claves del caso

Hechos. El abuso contra una adolescente se registró el 11 de octubre de 2019 y el femicidio de Vilma Mercado se descubrió durante la tarde del 25 de octubre del mismo año.

Puntos en común. Ambas jóvenes fueron llevadas al mismo monte, donde fueron maniatadas, encintadas y abusadas. La menor de ellas pudo escapar, la segunda falleció por asfixia.

Perpetua. La causa por el femicidio de Mercado ya fue elevada a juicio y se aguarda fecha para la realización del juicio. Por la imputación que tiene, puede recibir prisión perpetua.

Fuente: El Territorio

0 opiniones en “Pidieron la elevación a juicio de la otra causa de abuso contra Leandro Villar”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.