Turismo: Dispar análisis de lo que dejó la Semana Santa 2021 en Iguazú

Mientras la principal actividad económica de la ciudad intenta recuperarse de los devastadores efectos que provocó la pandemia en 2020, el fin de semana santa de este año, dejó distintas miradas: mientras que desde el sector oficial lo califican de «excelente» y como el punto de inflexión hacia lo que está siendo y será la reactivación escalonada de la actividad, para los privados tuvo gusto a poco y estuvo «lejos de ser una ecuación económicamente rentable».

A través de un comunicado, el presidente del Iguazú Turismo Ente Municipal, Leopoldo Lucas, indicó que «el feriado de la Semana Santa, históricamente, ha sido representado por un notable incremento en cuanto al flujo de visitación en nuestra ciudad. Este año, significó un punto de inflexión, un punto de partida hacia lo que está siendo y será la reactivación escalonada de la actividad turística bajo su nuevo esquema de #TurismoSeguro, con mayor sustentabilidad y bioseguridad».

«Culminamos con un excelente fin de semana largo, donde la implementación de las medidas del #TurismoSeguro han sido ampliamente destacadas. Durante los cuatro días, desde el jueves al domingo, al Parque Nacional Iguazú han ingresado un total de 9.652 personas, lo cual representa un promedio diario en torno a los 2400 visitantes. Este dato es importante ya que partimos de cero, lo cual nos selecciona como año base, significando que el 2021 será el punto de partida hacia el crecimiento y las comparaciones que vendrán en años posteriores», agrega el comunicado del Iturem.

Por su parte, Jorge Antonio, empresario gastronómico de la ciudad, aportó como dato frío que se trabajo a un 30%, comparados con los índices de una semana santa de la prepandemia. Esto significa que si en la prepandemia se atendía a 300 comensales este año se atendió a 100. «La explicación es que faltaron los brasileños, que para ellos el hecho de venir a comer a la Argentina es de por si un paseo, forma parte de una actividad turística, mientras que para el argentino es una comida más, no le causa especial interés», argumentó.

«A eso tenemos que agregarle que tampoco estuvo el turista internacional, el extranjero; y nos quedamos con una vuelta de turistas a la noche, porque el argentino come tarde, cuando antes teníamos el restaurante lleno a las 7 de la tarde esta vez estuvo vacío hasta las 9 de la noche; entonces todos esos momentos muertos, donde la silla está vacía, no se recupera más, porque hay que sumarle que también se han reducido los espacios disponibles en los salones por las restricciones del Covid, los protocolos que establecen el espacio entre las mesas; eso significa que la vuelta es más chica porque hay menos capacidad para atender a la gente. Lo que pasó fue que los restaurantes se llenaron entre las 9 y a las 11 y media estaba todo vacío y terminaba el trabajo del día», continuó.

El empresario calificó como «lamentablemente» la situación de la falta de agua: «nos enfrentamos a un fin de semana santa con problemas en la provisión de agua, donde hubo muchas quejas, muchos hoteles que no tuvieron agua, eso que empañó un poco la situación. Nos agarró de nuevo desprevenidos, porque la bajante del río no es una excusa, es decir, agua había; lo que pasó fue que no se instrumentaron los medios para afrontar la bajante, que era -y es- siempre una posibilidad. Todo el sistema que tiene que estar vinculado a la provisión de agua tendría que estar resuelto, a esta altura del partido no es excusa; y eso contribuyó a la debacle general».

Jorge Antonio, integrante de la comisión directiva de la Asociación Gastronómica, Hotelera y Afines de Iguazú, AGHAI, dijo que «Hubo hoteles con ocupación del 80 al 90 %, algunos trabajaron mejor que otros, pero es importante aclarar que la ocupación es un dato, el otro dato a tener en cuenta en el esquema económico de un hotel es la tarifa promedio: un hotel puede estar lleno, pero si la tarifa está por debajo de la que tenía en 2019, está haciendo un poco de caja y volumen pero no se puede hablar de rentabilidad, no se puede plantear una ecuación económica viable».

 

Números

Los días con mayores ingresos a cataratas, se situaron por encima de los 3.000 visitantes, estableciendo así un nuevo récord de ingresos diarios desde la apertura del Parque Nacional en diciembre del 2020. En cuanto a la ocupación, los datos se ubicaron en un 82%, mostrando así un interesante nivel de pernocte, acompañado por una alta demanda gastronómica y de visitas a atractivos turísticos.
«La reactivación de la actividad, con mayor demanda, se sigue dando con base en el cuidado de las medidas de bioseguridad y en el cuidado del turista, permitiendo así al destino disfrutar de un excelente fin de semana largo», cierra el comunicado firmado por Leopoldo Lucas.

Crédito Foto Portada: Instagram Visit Iguazú

 

0 opiniones en “Turismo: Dispar análisis de lo que dejó la Semana Santa 2021 en Iguazú”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.