“La burocracia del Estado y la Justicia no toma en serio el riesgo denunciado una y otra vez a la hora de evaluar la peligrosidad del agresor si ya ha tenido otros episodios de violencia”, indica la convocatoria.

En este sentido, sostiene que “hoy nos invade el dolor y la rabia. Estamos con les amigues y familiares de Úrsula, con el pueblo de Rojas que toma la calle. En el país entero surge la necesidad de convocarse, de denunciar”.

Asimismo, destaca que “en el caso de Úrsula, le dieron vía libre institucional al femicida. LA JUSTICIA ES RESPONSABLE”.

María Florencia Alcaraz, estima que “en los últimos años, en Ni Una Menos, sobre todo en 2015, lo que pasó fue que bajó la vara de la tolerancia hacia la violencia machista y denunciamos mucho más”.

Sin embargo, aseguró que al realizar estas denuncias “nos encontramos con un paredón”, ya que “los mecanismos que existen, un montón de agencias del estado y medidas de protección para dar ayuda y asistencia no funcionan y no están conectados entre sí”.

En ese sentido, la fundadora de Ni Una Menos se refirió al caso de Úrsula, la joven asesinada en Rojas por un efectivo de la policía bonaerense, el cual consideró un “caso ejemplo de cómo las agencias del estado estaban totalmente desarticuladas no conectadas entre sí”.

Mañana realizaremos una concentración frente a los tribunales de todo el país” anunció Alcaraz, e informó que en la Ciudad concentrarán “en la Plaza Lavalle a las 17 horas, el miércoles 17 de febrero”.

La periodista aclaró que no están pidiendo más castigos, más penas o más leyes, sino que lo que piden es “que lo que ésta funcione y funcione bien, y no haya repetición”.

Fuente: TV Pública