Un crimen impactante: Don Gardel, el chacarero detenido por matar a su peón y tirarlo en un pozo

Un peón rural que estaba desaparecido desde el 4 de enero fue hallado asesinado y enterrado en un pozo de agua de casi 30 metros de profundidad. Por el hecho fue detenido su último empleador, un chacarero al que la víctima tenía previsto iniciarle un juicio laboral por los cinco años que trabajó sin ser registrado. Todos los caminos conducían a Juan Gardel, el productor que ahora está preso en un comisaría de la ciudad de San Vicente. Los restos de Marcelo Antúnez Sequeira, de 33 años, fueron hallados en una propiedad de un yerno de Gardel, a varios kilómetros del lugar donde el joven debía presentarse a trabajar nuevamente.

Desde la Policía de Misiones detallaron que el sábado, el juez de Instrucción de San Vicente, Gerardo Casco, ordenó allanar y requisar la propiedad de «Don Gardel», como se lo conoce, en una zona conocida como Picada Zulma. En ese lugar hallaron el documento de identidad del peón y las ropas que vestía el día que se presentó a trabajar.

Desde allí, los policías se dirigieron hasta la Picada El Progreso, donde no tardaron en localizar el cuerpo de Antúnez, que había sido arrojado dentro de un pozo de agua en desuso. El pozo fue cubierto con tierra y ramas, pero eso no evitó que el olor del cadáver inundara el lugar.

Marcelo Antúnez Sequeira.

Marcelo Antúnez Sequeira.


Con la colaboración de los bomberos voluntarios de San Vicente, se extrajeron los restos del peón. Su padre lo reconoció porque a Marcelo le faltaba un dedo y también se hallaron restos de un rústico tatuaje que llevaba en el cuerpo.

Antonio (54), el papá de Marcelo, se cansó de apuntar a Gardel como responsable de la desaparición. Sus sospechas no eran antojadizas: su hijo había tenido algunos cruces con su empleador porque pagaba muy poco por los duros trabajos que mandaba a hacer en su chacra. Eso había llevado a que el vínculo laboral se cortara después de cinco años y el peón le había contado a su papá que analizaba iniciarle un demanda laboral.

Después de la desaparición, a Antonio le llegó otra versión: Gardel responsabilizaba a su hijo de la desaparición de dos garrafas de gas y una máquina de cortar pasto que tenía en la chacra.

El pozo donde encontraron el cuerpo de Marcelo Antúnez Sequeira, en Misiones. Foto La Voz de Misiones.

El pozo donde encontraron el cuerpo de Marcelo Antúnez Sequeira, en Misiones. Foto La Voz de Misiones.


En una entrevista con el portal La Voz de Misiones, el hombre contó que el 23 de diciembre Gardel llegó hasta su casa y después de dialogar con Marcelo acordaron que volvería a trabajar desde el 4 de enero.

“Ese día él se levantó temprano, les dio de comer a una perrita y a las gallinas y después de las 6 se fue para la chacra de Gardel. Algunas personas lo vieron cuando se iba para allá”, contó el hombre. Ese día, Marcelo Antúnez Sequeira desapareció misteriosamente.

Gardel negó el vínculo laboral con el joven trabajador. Dijo que hacía varios meses que lo no veía y que Marcelo le había contado que le pagaban más por transportar marihuana. El chacarero incluso dijo que el joven era un adicto. Y abonó la hipótesis de que se hubiera muerto ahogado en el río Uruguay mientras cruzaba drogas a Brasil.

Antonio Antúnez Sequeira, padre del peón asesinado en Misiones.

Antonio Antúnez Sequeira, padre del peón asesinado en Misiones.


Los médicos forenses establecieron que Marcelo fue asesinado a golpes antes de ser arrojado al pozo. Ahora los investigadores intentan establecer dónde ocurrió el crimen y si hubo participación de otras personas.

Fuente: Ernesto Azarkevich, Clarín

0 opiniones en “Un crimen impactante: Don Gardel, el chacarero detenido por matar a su peón y tirarlo en un pozo”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.