Consultorio Médico: Las tres causas más frecuentes de manchas blancas en la piel

Las manchas blancas, están entre las 10 patologías más frecuentes de la consulta dermatológica. Si bien las causas son muy variadas, la inmensa mayoría se produce por tres tipos de enfermedades diferentes que vamos a describir a continuación.

Pitiriasis alba: Es la mancha blanca más común por la que se consulta. Se presenta con mayor frecuencia en los niños, adolescentes y adultos jóvenes. La podemos describir como manchas claras de tamaño variable, de bordes indefinidos o muy poco marcados, de textura “aterciopelada”, “seca” o “despulida”, que en ciertas ocasiones pueden ser ásperas, con áreas en que la superficie cutánea se asemeja al aspecto de la “piel de gallina”.

Se ubican principalmente en el rostro, en los brazos y en la parte superior del torax, aunque con mucha menor frecuencia pueden ser vistas también en otras regiones.

Las causas que provocan estas manchas tienen un denominador común, relacionada a una respuesta del sistema inmunológico que se manifiesta en la piel, como ocurre con las parasitosis intestinales, exposiciones prolongadas al sol, el cloro de las piscinas que resecan la piel, o las dermatitis atópicas.

Se considera a la pitiriasis alba como una variedad más benigna del eczema, ya que suele picar en muy raras ocasiones, pero como son muy llamativas, generan alarma (principalmente en los padres).

Se deben solicitar siempre los exámenes correspondientes para encontrar sus causas (que son generalmente benignas). Suelen mejorar con cremas que tienen principios activos hidratantes.

Pitiriasis versicolor: A pesar de manifestarse habitualmente como manchas blancas, pueden presentarse otras tonalidades como el color pardo amarronado o rosado. Debido a esta variabilidad en su coloración, se la conoce como pitiriasis “versicolor”. Sus límites o bordes son netos (a diferencia de la pitiriasis alba). Su superficie también tiene un aspecto “grasiento”, formando una muy fina escama que se desprende con el roce intencional de una cureta (que es un instrumento de uso dermatológico). Estas manchas se observan generalmente en pecho, espalda, cuello, hombros y cuero cabelludo. Su causa se debe a la proliferación excesiva de un hongo que es habitante normal de la piel, que no produce enfermedad cuando las condiciones de la superficie cutánea son las adecuadas. En la pitiriasis versicolor, el manto de grasa y sudor de la piel se encuentra alterado en su composición, generando un desequilibrio de la flora microbiana normal que vive sobre la epidermis, lo que favorece a dicho hongo a crecer más de lo habitual, y por lo tanto se convierte en una enfermedad.

En la mayoría de los casos, se trata con jabones y cremas antimicóticas específicas, pero en algunos casos más rebeldes, se necesita medicación por vía oral, siempre recetada por un médico.

Vitiligo: Es la más temida de todas las enfermedades capaces de provocar manchas blancas. Su causa es desconocida, pero se la relaciona a trastornos nerviosos, factores genéticos, enfermedades infecciosas y autoinmunes. Se caracteriza por presentar manchas muy blancas y bien delimitadas, sin la presencia de escamas. Suele comenzar en la punta de los dedos de las manos y pies, o alrededor de los orificios naturales, como la boca, ojos, nariz, ombligo, ano y genitales.

El tratamiento médico se realiza bajo estricto control profesional, incluyendo siempre los exámenes correspondientes que orienten al diagnóstico de la posible causa.

En el vitíligo, se suele producir un fenómeno que hay que llevar muy en cuenta durante el tratamiento, que es la multiplicación de las manchas blancas provocadas por el roce o la presión excesiva de las ropas, como son las áreas donde ajustan demasiado los cinturones, la ropa interior, los elásticos de las medias, como así también en los sitios donde puedan ocurrir traumatismos o golpes, ya todo tipo de presión o trauma, estimula a la enfermedad a reproducir nuevas lesiones.

De todo lo dicho anteriormente con respecto a estas tres afecciones, el consejo más importante es no autodiagnosticarse ni automedicarse, pero el conocimiento general antes y después de una consulta profesional, siempre aporta valor y disciplina.

  • Artículo escrito por el Dr Carlos Levigne. (Médico)
  • Universidad de Buenos Aires.
  • Médico Dermatólogo.
  • Coaching nutricional.

0 opiniones en “Consultorio Médico: Las tres causas más frecuentes de manchas blancas en la piel”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.