Versiones encontradas en la misteriosa trama del confuso episodio que involucra a un suboficial de la Policía Federal y a un militante social

Un confuso episodio salió a la luz en las últimas horas, en el que están involucrados un suboficial de la Delegación Iguazú de la Policía Federal Argentina y un militante del Movimiento de Resistencia Popular llamado Fabián Colman. El hecho todavía no fue debidamente aclarado por ninguna fuente oficial y lo que trascendió hasta ahora es el testimonio de algunos vecinos del barrio Riberas del Paraná, donde el domingo a la madrugada se produjo el enfrentamiento.

Como su nombre lo indica, el barrio bordea toda la costa de río y por ese motivo no es un secreto para nadie que por allí hay movimiento de «paseros» que por piques ubicados sobre la costa del río ingresan mercadería de contrabando. También, muchos refieren que allí habría un intenso tráfico de estupefacientes, las llamadas «bocas» donde se vende marihuana, cocaína y «pedra».

Tal vez por ese motivo no sea fácil hablar con los vecinos: la mayoría se muestra reacio cuando llega un periodista al barrio para tratar de averiguar qué fue lo que pasó realmente. Lo cierto es que, en la esquina de la calle Chubut y Av. Río Paraná, a media cuadra de la casa donde vive el suboficial de la Policía Federal Argentina de nombre Fernando (cuyo apellido preservamos), ahora hay un móvil policial que custodia la zona las 24 horas.

 

La calle Chubut, en el barrio Riberas del Paraná, donde ocurrieron los hechos en la madrugada del domingo


 

La opinión coincidente entre los vecinos consultados por El Independiente Iguazú es que el policía, Fernando, no sería un hombre de reacciones violentas ni de tener problemas con sus vecinos. A pesar de su trabajo, todos dicen que es una persona que no se mete con nadie, pero que la barra de Colman le tendría pica por el hecho de ser policía (de la gorra, como se dice en la jerga).

Fabián Colman es el referente a nivel provincial de este Movimiento de Resistencia Popular, que en 2019 fue el que protagonizó el piquete sobre la Ruta 12 donde varios turistas fueron agredidos (el video del momento en que los turistas recibieron la paliza se viralizó a nivel nacional). Este movimiento social recibe habitualmente camiones con mercaderías que llegan directamente desde el ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que son repartidas entre sus integrantes.

Lo que pudo reconstruir este medio con testimonios aportados por los propios vecinos, fue que el último sábado y madrugada del domingo no fue la excepción para Colman y los de su grupo, que arrancaron con la música a todo volumen temprano y cuando el policía Fernando se acercó para pedirles que bajaran un poco la música se armó la trifulca.

Según dicen, habría sido el propio Colman quien le habría pegado primero una patada y después una piña al policía, que cuando vio que varios se le venían al humo no tuvo más remedio que defenderse con el arma, asestándole un disparo en la pierna al agresor.

Un vecino, que pidió reserva de su nombre, contó lo siguiente: «Lo que pasa es que estos muchachos joden a  todo el barrio. El federal, aparte de ser bardeado por ser policía, no lo dejan descansar, ni a él ni a nadie, eso siempre fue así. Yo tuve grandes problemas por ese motivo, el de la música. Acá son las 12 de la noche, la una de la madrugada, las dos o más y la cumbia a todo volumen. Eso se transforma en una tortura».

Luego continuó explicando que «el federal les fue a decir, de buena onda, «muchachos, yo tengo que descansar, bajen un poco los decibeles, y ahí pasó lo que pasó: Colman lo arrebató y el policía se tuvo que defender. No se sabe, o nadie sabe, excepto Colman, el policía y los que pudieron haber estado ahí en ese momento, cómo fue la secuencia del disparo; porque Colman primero le tiró una patada, después vino la piña y ahí vino la reacción del policía».

«La pregunta es ¿por qué el policía fue hasta el lugar con su arma reglamentaria? Como cualquier otro civil tendría que haber denunciado la situación en la policía para que vinieran a intervenir. El hecho de que tuviera el arma lo incrimina de alguna manera al policía», reflexionó este vecino que vive allí hace más de 15 años, agregando que «el federal tendría  que haber ido sin el arma, ese detalle lo incrimina… pero Colman reaccionó de manera violenta agrediendo a una persona injustamente, porque si yo estoy en el barrio y tengo un vecino que pone la cumbia a todo lo que da a cualquier hora, es obvio que le voy a pedir que baje el volumen. Tal vez el error del policía fue haber encarado directamente», agregó.

 

La bajada de la calle Chubut hacia la costa del río: lugar donde ocurrieron los hechos durante la madrugada del último domingo


 

Otra vecina consultada dijo que «en estos casos, la policía muchas veces ni siquiera viene, porque es una zona complicada porque ahí funciona una boca (lugar de venta de estupefacientes), donde las autoridades a veces no quieren ni llegar, es muy jodido aparentemente», señaló. Y con respecto al hecho de que Colman no hubiera sido trasladado de inmediato al hospital para que fuera atendido (dicen que estuvo tirado en la calle con la bala en el cuerpo durante un buen rato antes de que viniera la ambulancia), habría sido porque todos los que en ese momento lo acompañaban estaban totalmente alcoholizados.

 

Frente del merendero «Corazoncito de Luz» donde tiene su sede el MRP


 

Por otra parte, la madre de Fabián Colman, Miriam Paniagua, en declaraciones radiales dijo que «el efectivo de la Policía Federal discutía con un grupo de cuatro personas en la calle y que cuando su hijo salió a ver que pasaba le apuntó con el arma reglamentaria y le disparó en la pierna. La mujer dijo que el policía «estaba bastante alcoholizado y de civil.

 

Fabián Colman permanece internado en el Hospital Samic de Puerto Iguazú//Foto: Gentileza Miriam Paniagua


 

«Cuando le apuntó, Fabián atinó a saltar, porque si no se corría el tiro le hubiera impactado en el vientre o en la cadera; pudo haber muerto», añadió Paniagua.

Hasta el momento todo es materia de investigación y el saldo fue un hombre internado, con una pierna comprometida por el disparo y el policía sumariado, esperando, por ahora en su domicilio, los pasos que decidirá la justicia.

 

3 opiniones en “Versiones encontradas en la misteriosa trama del confuso episodio que involucra a un suboficial de la Policía Federal y a un militante social”

  1. Ricardo dice:

    Flor de ave la madre del tipo queriendo mostrarlo como una víctima. Jajaja

  2. pirco dice:

    ahora si todas las autoridades saben que ahi hay yerba mala porque no van con GN y revientan el lugar

  3. Ttttt dice:

    Primero hay q reventarle a los corruptos de fuerza …no todo las gente q vivimos ahí somos malo,los policías saben quién son los delicuentes pero claro es más fácil agarrarlos a los q solo toman bebida y no a los q venden las drogas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.