Empresarios gastronómicos de Iguazú coinciden en que éste no es momento para abrir

Consultados por El Independiente Iguazú, sobre la autorización del gobierno provincial para abrir bares y restaurantes, los referentes más importantes de la ciudad coincidieron en opinar que éste no sería el momento más adecuado y que hacerlo sería darle «el tiro de gracia» a muchas empresas que hoy están sobreviviendo gracias a la ayuda que reciben del Estado.

Pablo Bauzá, dueño del restaurante La Rueda, señaló que el tema se habló mucho con los dueños de locales gastronómicos y todos creen -o por lo menos la gran mayoría- que los que tienen estructuras grandes, tienen que esperar a que por lo menos se abra el Parque Nacional Iguazú y los turistas puedan venir a visitar las Cataratas y que empiece a moverse el turismo regional.

Sin embargo, Bauzá afirma que «eso no quita que puedan empezar a abrir los lugares más chicos. «El problema que tenemos en Iguazú es que el consumo interno no es lo sufucientemente grande como para satisfacer la oferta del sector. Dependemos casi exclusivamente del turismo y del público brasilero; entonces, los volúmenes que tenemos, el equipamiento y las estructuras son grandes y hay mucha oferta gastronómica para la cantidad de habitantes que tiene Iguazú; pero eso no quita que sea positivo que se pueda empezar a abrir y a generar inercia si tenemos claro que necesitamos empezar a vislumbrar -sobre todo por una cuestión emocional-, aperturas.

Para Bauzá, si bien las cafeterías y los estabecimientos más chicos también dependen en gran medida del turismo, tendrían la posibilidad de abrir para el público local y para que la gente pueda tener salidas; «pero los restaurantes grandes es muy difícil que se puedan abrir, a no ser que lo hagan de manera muy reducida y con un menú totalmente cambiado y tratando de generar algún servicio nuevo, pero siempre y cuando se pueda depender de un subsidio para los trabajadores porque las empresas van a estar en situaciónes muy complicadas», señaló.

Con el parate de actividades, muchas empresas y establecimientos gastronómicos de menor envergadura han tenido que endeudarse para poder seguir manteniendo la estructura. Por eso muchos entienden que «abrir en este momento significaría tener que afrontar más gastos».

«Por un lado es positivo, porque en algún momento hay que generar la inercia de la apertura, y por otro lado es muy difícil», resume Bauzá, quien insiste con que «es muy importante el tema de la apertura de Cataratas, ya que dependemos exclusivamente de eso, inclusive por una cuestión de circulación del turismo y la hotelería».

Luego hace una comparación que resulta elocuente: con 500 mil habitantes, Posadas tiene el 25 o 30 % del volumen de la gastronomía que tiene Iguazú, que tiene unos 70 u 80 mil habitantes. «La ecuación no cierra», concluye.

 

El tiro de gracia

Por su parte, el empresario Jorge Antonio, dueño del restaurante Aqua y de Bambú restó bar, dijo que «claramente tenemos una diferencia de mercado y de producto: en el caso de Posadas, que es donde hace referencia que se van a abrir los locales gastronómicos, la situación de ellos es muy diferente a la de Iguazú, que tiene un mercado más variado y con mayor capacidad, orientado a un público que hoy no existe».

Antonio hace referencia a un dato: «por la frontera transitan más de 12 millones de personas al año, contra un millón y pico que entran al parque nacional, lo que demuestra la realidad de la actividad: está íntimamente vinculada al mercado regional; y en este contexto toda la oferta gastronómica, de excelente calidad y variedad, ha crecido potenciada por la demanda brasilera, lo que ha generado todo este gran vacío que tenemos hoy, habida cuenta de que la frontera está cerrada».

Por otro lado, Antonio también menciona la demanda del turismo internacional, que -según él- también forma parte de una porción destacada en una determinada época del año (de octubre a marzo) donde hay mucha afluencia de extranjeros. «Ese público en este momento no está y desgraciadamente no va a regresar pronto, porque no creemos que estén dadas las condiciones para que vuelva, ya sea por la falta de vuelos o por cuestiones sanitarias, con lo cual hasta tanto esta enfermedad no encuentre una cura o una vacuna que baje los niveles de contagio, no creemos que haya una reacción en el futuro inmediato», opina.

En resumen, el empresario dice que «si entendemos que el público brasilero -que es el más importante para nosotros- no está y no va a estar quien sabe por cuanto tiempo, no tiene sentido abrir, porque Iguazú no tiene un público local que signifique una reacción económica para toda la oferta que hay, que justamente se ha desarrollado en base a una demanda que hoy no existe y no va a existir por largo tiempo».

Y concluye con una frase más que elocuente: «abrir hoy sería darles el tiro de gracia a las empresas porque seguramente el Estado va retirar la asistencia que les está dando y las pocas que quieran subsistir no van a vender nada porque no va a haber público para consumo».

14 opiniones en “Empresarios gastronómicos de Iguazú coinciden en que éste no es momento para abrir”

  1. Juanell Falleau dice:

    Es decir que entre los dueños de LaRueda Aqua y bambú decidirán el futuro de la ciudad. Que pena que no se fijen en los pequeños que son los que más porcentajes de sus ingresos dejan al municipio. Es absurdo que porque ellos tienen la tida del Estado y para no perderla siguieran semejante idea.

  2. Vecina dice:

    En síntesis quisieron decir que un ciudadano normal no es grato en ese tipo de restaurantes,el humo por las nubes éstos empresarios.

  3. Otra vecina dice:

    Obvio que los habitantes de Iguazú por sí solos no generan una reacción económica. Dependemos del turismo claramente. Tiene sentido lo que opinan estos empresarios.

  4. Fredy dice:

    Lamentablemente iguazú se quedó sin restaurantes para el público local. Quizás esto también sirva para que alguno se acuerde que existimos.

  5. Juan dice:

    La realidad pasa q ellos ponen un plato arriba de los 1000$ q esta hecho para arrancarle la cabeza al turista, espero q esta crisis les despierte el interés por el publico local, o cierren. El brasilero no vuelve hasta el año q viene, y el turismo interno si sigue asi, pasado septiembre, el plato gourmet van a tener q hacerlo mas popular

    • DISCRIMINACION dice:

      Està entendido que èstos restaurantes no estàn creador para la gente de IGUAZÙ, por sus precios escandalosos que cobran a los turistas, ò cierran ò se bajan de la nube, la situaciòn no està como para que sigan con sus ideas de marketing, sean creativos y un poco màs incluyentes, sando apertures a nuevos platos atractivos y a precios como para que las personas de YGUAZÙ no se sienta rechazadas y quieran llegar a estos sitios sin tener que sentir que somos indeseados por no pagar con dolar,demuestren que son empresa que pueden mantener una clientela con eficiencia calidad y sobretodo, con precios ascequibles, de lo contrario, cierren y vayanse a DORMIR porque llueve y hace frìo.

  6. Norberto dice:

    Se creen tan importante que lo unico que les interesa es el cliente turista , saquen sus conclusiones porque los precios en iguazu en todo los sentidos valores en dólares.

  7. Eduardo dice:

    Estos empresarios son unos caraduras . cobraban el plato en 1000 pesos y a los empleados lee daban migajas. Pero aca se paga todo. Dios hace justicia

  8. Ricardo dice:

    Uno lee los comentarios y todos no son en «EN POS DE» o en «PRO DE» o sea mirando la necesidad del otro. Una prueba más de que Iguazú es una pequeña Argentina donde cada uno tira para el lado que mas le conviene, el propio. Los dueños de restaurantes dicen la justa porque conocen a los gobiernos, una vez que abran el gobierno va considerar que ya no necesitan «ayuda» y no van a tener apoyo monetario, y pagar un importe de haberes mensuales de 50 personas mas un 90 por ciento de aportes sociales jubilaciones, obra social etc de cada uno de ellos es bastante pesado se le suma ganancias y el estado se termina llevando el casi sesenta por ciento de lo que producen.

  9. Vecina dice:

    No todo somos así en el restaurante parrilla Rafa siempre la preferencia es a nuestra gente de Iguazú tenemos mucha gente q espera nuestra apertura y no es justo lo q Bauzá dice a ellos no le interesa la gente del pueblo pero a nosotros si

  10. Nnn dice:

    #noadarle de comer a empresarios de bares. Quieren el mercado fronterizo no les interesa la gente de iguazu. Recomiendo así si abren no vayan los usan cobran lo que quieren no podes pagar un 300% una bebida que en el barrio o un delivery tiene precio real. Debate de joder. NO a los bares y restaurante de iguazu.

  11. DISCRIMINACION dice:

    Sòlo les importa arrancarle la cabeza a los turistas, sean creativos con menus adecuados en precio y calidad para los ygüazuences de lo contrario, cierren y vayanse a dormir porque llueve y hace frìo.

  12. Vecino dice:

    En total acuerdo con DISCRIMINACION,
    estos empresarios solo viven de arrancarles las cabezas a los turistas
    Ahora quiero ver como se las arreglan ya que le gente de Iguazu no es bienvenida a sus
    Imperios gastrononicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.