La reunión de los empresarios de turismo con Arrúa puso en agenda la posibilidad de ir abriendo paulatinamente el destino

El titular de la cartera de Turismo de la Provincia, José María Arrúa estuvo este martes 19 en Iguazú, junto a integrantes de su equipo técnico, y mantuvo encuentros con representantes de los guías de turismo, fotógrafos y taxistas y remiseros. También aprovechó para hacer una reunión con los representantes de las cámaras que reúnen a empresarios de la actividad turísticas, una de las más castigadas desde que comenzó la pandemia de coronavirus.

 

En los encuentros, el funcionario provincial estuvo acompañado por el Intendente, Claudio Filippa y el presidente del Iturem, Leopoldo Lucas.

«Es importante que en este momento se pueda dialogar y saber cuales son las ayudas que se están elaborando para el sector, tanto a nivel nacional como provincial. Aprovechamos para conversar sobre los protocolos para cada una de las actividades, ya que la oferta turística de Iguazú es muy amplia y hay que ir adaptándolos a la realidad de cada uno de los sectores», señaló Leopoldo Lucas, presidente del Iturem, que participó de los encuentros.

Lucas remarcó que «entendemos que ese es el camino: poder, a través del municipio, reunirnos con el sector privado y con el gobierno de Misiones para llevar todas las inquietudes a Nación».

 

El Intendente Claudio Filippa acompaño al ministro de Turismo en su recorrido//Foto: Prensa Municipal


 

Los empresarios no quieren abrir para perder

Por la tarde, en la sala de situación de la intendencia, se llevó a cabo la reunión con los empresarios, de la que participó, entre otros, Marcelo Ghione, miembro del Comité Ejecutivo nacional de la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT), quien explicó que «en un primer momento la charla con Arrúa giró en torno a lo que tiene que ver con la situación sanitaria, tanto de Iguazú como de la provincia, que por suerte es bastante buena, y es algo que tenemos que hacer valer cuando se abra el destino».

«La provincia está con intenciones de intentar abrir el destino a partir de julio, siempre y cuando las condiciones estén dadas para que eso ocurra. Pero nosotros, desde el sector privado, creemos que eso tiene que ser una acción muy coordinada y alineada; es decir, debe haber un análisis profundo porque, abrir las empresas en una situación desfavorable, en un escenario donde no venga nadie a Iguazú, podría generar otra catástrofe económica», señaló.

Por otro lado, Ghione mencionó que en un momento Arrúa esbozó la teoría de que el destino podría comenzar a activarse con el turismo misionero; pero que sin embargo los empresarios de Iguazú creen que, «teniendo en cuenta la cantidad de camas que tiene el destino, ese turismo tendría muy poca incidencia en términos porcentuales, y más con el bolsillo destruido como tiene hoy la gente».

«Nos hemos puesto de acuerdo en alinear los equipos económicos y de márketing para que cuando salgamos a abrir las puertas del destino sea todo prolijo, y para que cuando se abra el aeropuerto haya gente», remarcó.

Las reservas están llegando tibiamente recién para septiembre, octubre y noviembre, y por eso los empresarios de Iguazú entienden que, antes de esa fecha, es una aventura abrir todo si es que no se va a contar con el público necesario para afrontar costos. «De todas formas no hay nada cerrado, pero le hicimos saber al ministro que nuestra intención es abrir con todas las fortalezas para que, en enero o febrero, podamos volver a ser algo de lo que éramos unos meses atrás», agregó Ghione.

0 opiniones en “La reunión de los empresarios de turismo con Arrúa puso en agenda la posibilidad de ir abriendo paulatinamente el destino”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.