Lo peor no llegó: Hotel Grand Crucero cierra sus puertas y deja sin trabajo a unas 50 familias

Lo anunció su propietario, el empresario Julio Koropeski, el hotel de 4 estrellas cerró y unas 50 familias se quedan sin ingresos económicos. El Gran Crucero se encuentra ubicado en las inmediaciones de la rotonda de acceso a la ciudad, cuenta con 77 habitaciones y daba empleo a 49 personas entre personal fijo y eventuales. La economía en la ciudad de las Cataratas vive uno de sus peores momentos ya que varias actividades están íntimamente relacionadas con el turismo.

Pero esto es solo el comienzo: mucho antes El Independiente Iguazú previó este escenario, cuando en un atisbo de lo que se venía, el 13 de marzo publicaba la primera nota, advirtiendo sobre los efectos que tendría la pandemia del coronavirus en esta ciudad. Con la frase «se para la máquina», en aquella nota se hacía referencia a lo que finalmente comienza a palparse ahora, con el agravante de saber que la situación no se revertirá de un día para el otro.

Otras empresas, como Iguazú Argentina, concesionaria de los servicios del Parque Nacional Iguazú, también fue golpeada por el cierre del área Cataratas; lo mismo que el Duty Free Shop Puerto Iguazú que tiene casi 700 empleados y está cerrado desde el inicio de la cuarentena.

De las 14.000 camas que tiene el destino Iguazú, los empresarios del sector estiman que tendrán por lo menos la mitad sin ocupar durante mucho tiempo. A eso hay que sumarle que no podrán venir las personas de riesgo, como los adultos mayores de más de 60 años, que suelen llegar en temporada baja.

“El 100 % de la hotelería y lo vinculado al turismo está parado. No son solo hoteles y restaurantes, sino los remiseros, guías, fotógrafos del parque… Es alrededor del 80 % de la población de Iguazú que de forma directa o indirecta trabaja en turismo”, dijo en videoconferencia con el gobernador de la provincia, Alejandra Gómez, secretaria de la AHGAI, agregando que «son unos 12.000 empleos en gastronomía y hoteles de hasta 3 estrellas, además de Casino y comercios como el Duty”. Ella misma y su esposo son dueños del restaurante Acqua y de Bambú Resto Bar0, cerrados desde el 17 de marzo, donde trabajan 32 personas.

Además, todos los días se conoce la noticia del cierre de un negocio y las empresas buscan la forma de pagar sueldos la próxima semana. El Duty Free Shop ya anticipó a sus empleados que recibirán un porcentaje de sus sueldos de mayo.

En el caso del Hotel Grand Crucero, la firma cuya base es el transporte de pasajeros, ya no puede afrontar gastos y salarios. El turismo es una maravillosa turbina económica que necesita que viajeros de la Argentina y del mundo visiten Cataratas, se alojen en sus hoteles y gasten en sus restaurantes y demás comercios.

La economía en Puerto Iguazú vive uno de sus peores momentos ya que varias actividades se desprenden del turismo. En 2019 los ingresos al Parque Nacional Iguazú llegaron al récord de 1.600.536 visitantes, en una tendencia creciente pasando de 418.729 turistas en 2002, hasta pasar el millón y recibir a 1.349.804 en 2012. Durante todo ese período, solo se verificó un retroceso en el lapso 2008-09, cuando las visitas cayeron desde casi 1.100.000 personas a algo más de 950.000, por el efecto rezagado de la crisis financiera internacional.

 

0 opiniones en “Lo peor no llegó: Hotel Grand Crucero cierra sus puertas y deja sin trabajo a unas 50 familias”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.