Los trolls macristas ahora convocan a una marcha por Nisman

Luego de pedir la renuncia del Papa, se reunirán en una plaza porteña para conmerorar el quinto aniversario de la muerte del fiscal. Los trolls macristas convocan a una marcha para conmemorar el quinto aniversario de la muerte del fiscal Alberto Nisman y así meter en el dedo en la llaga en un tema urticante para la actual coalición gobernante.

La serie documental sobre la muerte del fiscal del caso Amia que lanzó Netflix el primer día del año le devolvió a la causa un impulso que preocupa tanto a Alberto Fernández y Cristina Kirchner como a Estados Unidos e Israel.

El día del lanzamiento del documental, Fernández tuvo que salir a aclarar en Clarín que no había pruebas de que la muerte de Nisman se haya debido a un asesinato. Buscó asi frenar el impacto interno que le podían causar sus declaraciones reproducidas por Netflix, en las que se inclinaba por descartar el suicidio.

Mientras el caso Nisman se mezcla con la tensión global por el asesinato bajo órdenes de Donald Trump del capo militar de Irán, Qassem Soleimani, los trolls macristas, una herramienta largamente usada por el gobierno anterior para instalar temas y esmerilar al kirchnerismo, convocan en las redes una marcha a la Plaza del Vaticano para el sábado 18 de enero con el hashtag #18EConNismanNO. Ese día se cumplirán 5 años del día en que Nisman fue hallado sin vida en su domicilio de Puerto Madero.

Los trolls siguen activos aún después de que Mauricio Macri dejara la presidencia y se alejara de la política activa en las últimas semanas para descansar en la Patagonia.

La semana pasada habían convertido en tendencia número uno del país al hashtag «RenunciáFrancisco» para pedir el desplazamiento del Papa, luego de que le pegara en la palma a una mujer que lo tironeaba del brazo en el Vaticano.

 


(LPO)

Una opinion en “Los trolls macristas ahora convocan a una marcha por Nisman”

  1. Carlos dice:

    Y bueno, para los K la muerte de un fiscal federal que un par de días antes denunciaba a la presidenta de la nación no es tan importante como el cumpleaños de un perro. Pero quizás para otra gente sí, y no me parece mal respetarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.